martes, 9 de marzo de 2010

SEGUIMOS CONSTRUYENDO NUESTRO ARBOL DE LA BUENA CONVIVENCIA Y APRENDEREMOS A NO DAR CABIDA A LA IRA NI AL RENCOR, SI AL PERDÓN




No dar cabida a la Ira ni al Rencor. Si al Perdon.



En el siguiente cuento podemos apreciar las ventajas de no sentir rencor.

No hay comentarios: