lunes, 26 de abril de 2010

ALGUNAS DE LAS PÓCIMAS QUE SE COMPARTIERON DURANTE LAS JORNADAS MAESTR@PASIÓN...

Una sencilla pócima: Abrir todas las puertas y ventanas (físicas y mentales) para dejar que la vida entre en la escuela.

Ya sé que esto no siempre es fácil, pero casi siempre es posible.

MANUEL BORGES

Entre en el aula con una gran sonrisa. Diga un ¡buenos días! sonoro. Abra las ventanas para que entre un vendaval que airee el aula. Sitúese frente a la clase y estire los brazos como el Cristo del Corcovado. Ancle bien las piernas en el suelo y saque pecho. Guarde silencio durante unos segundoS. Vuelva a sonreir y dispóngase para empezar a dirigir la sinfonía del día. DISFRUTE.

DAMIÁM MARRERO

PÓCIMA MÁGICA.

Ya nos gustaría elaborar una pócima mágica y maravillosa que nos sirviese para todos y todas y que su eficacia fuese la más apropiada, pero como ello es muy difícil, y más en estos tiempos por los que estamos pasando, dónde las habilidades sociales y los buenos hábitos nos dejan mucho que desear. Sí podemos luchar y crear nuestra propia pócima poniéndole todo el cariño, afecto, ilusión y entusiasmo sintiendo y escuchando los latidos de nuestro corazón.

Primero cogeremos un caldero grande, lo llenamos de agua y con un fuego abrazador dejaremos que las burbujas del vapor calienten nuestra alma de amor, mucho amor. Una vez que haya pasado un rato le comenzaremos a poner poquito a poquito, y en dosis pequeñas pero precisas, los siguientes ingredientes:

  • 1 kilo de paciencia y tranquilidad para afrontar la realidad.
  • 1 kilo de perseverancia.
  • 1 kilo de fuerzas para entregarte sin reservas a tu alumnado.
  • 1 kilo de valor para llegar a cada uno de nuestros alumnos y alumnas.
  • 1 kilo de generosidad para ayudarlos a desarrollar sus capacidades y alcanzar sus metas.
  • 1 kilo de seguridad para lograr fomentar su creatividad.
  • 1 kilo de confianza para llegar hasta el corazón de cada uno de ellos y ellas.
  • 1 kilo de respeto y educación por sus propias características e intereses.
  • 1 kilo de sonrisas para sentirse reconocido y querido.
  • 1 kilo de abrazos para abrirnos a la mirada de los demás.
  • 1 kilo de contenidos de diversa índole para el gusto y el aprendizaje de cada cual.
  • 1 kilo de imaginación, ganas de hacer y ganas de aprender unos de otros sin sentirse dueño del saber.
  • 1 kilo de todo aquello que nos haga crecer como personas y nos haga sentirnos mejores cada día.
  • 1 kilo de movimiento libre del propio cuerpo para ejercitar nuestros músculos y nuestro pensamiento.

Una vez se hayan incorporado todos estos ingredientes al caldero se revuelven con fuerza e ingenio para conseguir una masa homogénea y compacta, le ponemos unas gotitas de limón y un chorrito de miel. A partir de este momento ya podemos empezar a elaborar con nuestras manos galletitas de varios tamaños, formas y le podemos dar color con besos del arco iris del alma y del corazón de la unión de nuestra pócima. Todo esto acompañado de unos contenidos curriculares y de las enseñanzas de la propia vida podrá conformar la pócima que podría ayudarnos a lograr una educación basada en el arte, en el afecto y en el amor a uno mismo y al mundo en general.

Esperanza Pérez

PÓCIMA MARAVILLOSA PARA ACTIVAR LA IMAGINACIÓN

A veces la imaginación de los chicos y chicas se queda estancada en la música pegadiza, en los anuncios de la televisión, en la “maquinita”…y anda colgada en el limbo de donde se hace preciso bajarla.

Por eso, cada semana, acudo a la Farmacia de la Fantasía y compro unas píldoras mágicas e invisibles.

Primero creamos un ambiente sereno y con una voz muy bajita les digo que voy a repartir unas píldoras mágicas que le harán brotar la imaginación. Pensamos que son de colores , pequeñas, redondas, cuadradas…, las olemos y su olor es maravilloso, huelen a mandarinas, a fresa, a chocolate…, luego las metemos despacito en la boca y las saboreamos, entonces hay una explosión de sabor y vamos diciendo a qué saben… y lo que nos recuerda ese dulzor… al tomarlas sentimos que nuestra mente vuela y se mete en un mundo diferente, maravilloso, desconocido…Tras unos segundos con los ojos cerrados imaginamos un escenario, unos personajes y como “por arte de magia” vamos armando un cuento, una historia…

Suele dar unos resultados estupendos.

MARY RODRÍGUEZ

2 comentarios:

tanci dijo...

SI,SI es verdad Mary, yo las probé cuando estuve ahí y me dieron buen resultado. Aunque esas pastillitas no suelen abundar en todos los sitios. Deben estar en un sitio cálido y a la vez abierto. Aunque luego se vayan a derretir en la boca y sea instantáneo, dando los resultados que tú apuntas, el efecto a largo plazo es durardero. Te lo aseguro. Un abrazo

Amparo dijo...

Ohh yo tengo vagos recuerdos de esas pastillas, de vez en cuando encuentro alguna y un arco iris de sensaciones llena mi mente, son muy buenas esas pastillas, ojalá las vendieran en las farmacias como los "termalgines", nos cambiarían la vida.