martes, 8 de noviembre de 2011

EL MAESTRO, EDUARDO GALEANO...



"Los alumnos de sexto grado, en una escuela de Montevideo, habían organizado un concurso de novelas.

Todos participaron.

Los jurados éramos tres. El maestro Oscar, puños raídos, sueldo de fakir, más una alumna, representante de los autores, y yo.

En la ceremonia de premiación se prohibió la entrada de los padres y demás adultos. Los jurados dimos lectura al acta, que destacaba los méritos de cada uno de los trabajos. El concurso fue ganado por todos, y para cada premiado hubo una ovación, una lluvia de serpentinas y una medallita donada por el joyero del barrio.

Después, el maestro Oscar me dijo:

–nos sentimos tan unidos, que me dan ganas de dejarlos a todos repetidores.

Y una de las alumnas, que había venido a la capital desde un pueblo perdido en el campo, se quedó charlando conmigo. Me dijo que ella, antes, no hablaba ni una palabra, y riendo me explicó que el problema era que ahora no se podía callar. Y me dijo que quería al maestro, lo quería muuuucho, porque él le había enseñado a perder el miedo de equivocarse".

Este relato pertenece al libro de Eduardo Galeano "Bocas del Tiempo" que ofrece una multitud de pequeñas historias que cuentan, juntas, una sola historia. Es una travesía por los temas más diversos: el amor, la infancia, el agua, la tierra, la palabra, la imagen, la música, el éxodo, el poder, el miedo, la guerra, la indignidad, la indignación, el vuelo...


"Oy dicen que con el buen tiempo y con la primabera en los jardines ay muchicimos flores y tambien hayi nacen los gusanitos y hacen sus capullos y como en tres dias nacen de Nuevo pero nacen como mariposas y buelan muy alto y regresan mucho tiempo en sus lugares y muy felises de viaje Canada y despues regresar en mexico los jardines hayen muchas casas en donde estan las mariposas en todas lugares los ñiños les gustan jugar con ellas". **Wendi Maribel Uitzil Ronol, 11 años                                     
Vía web: Eduardo Galeano

1 comentario:

departamentoingleslaslajas dijo...

Heyyyyy, tengo este estupendo libro y siempre me sorpende de nuevo. Es genial Galeano, qué clarito habla y qué mejor escrube y transmite. Casi sin muchas palabaras. Ggracias.