miércoles, 17 de agosto de 2011

ES MUY BUENO SONREIR...¡DISFRUTEN DEL VERANO!

domingo, 14 de agosto de 2011

CARTA A LOS ADOLESCENTES SIN PODER...UN PUNTO DE VISTA MUY INTERESANTE...

CARTA A LOS ADOLESCENTES SIN PODER
Queridas personas, quiero empezar por esta gran palabra que muchos olvidamos cuando nos dirigimos a vosotros. No merecéis el nombre de adolescentes, porque no carecéis de nada; muy al contrario, poseéis muchas cosas que los adultos han dejado perder en su ansia de ser admitidos por la sociedad. Tal vez, algunos de los que intentan enseñaros no supieron integrar su adolescencia en su vida adulta, y por eso pretenden pensar y decidir por vosotros. No sois incompletos, sois personas y, por lo tanto, perfectos como humanos.
No permitáis que piensen por vosotros. Para conseguirlo debéis aprender a ser dueños de vuestros pensamientos, apartar las opiniones que tengan sobre vosotros, distinguir un sentir profundo de un mero capricho, vivir la existencia como un don que os otorgáis, sentiros constructores de vuestros sueños…
Nuestros sueños definen la profundidad de nuestra libertad; su realización, nuestro poder. Un amigo, que trabaja con personas de vuestra edad, me dijo una vez que los anima con la siguiente frase: “Los sueños son el alimento de la realidad”.Si no nos alimentamos de nuestros propios sueños, no podemos poseer la realidad; sin poseerla nos sentiremos sus esclavos.
Hay una ley en física que dice que cuando ejercemos una fuerza sobre algo, se nos devuelve la misma; por eso cuando apretamos con un dedo sobre una pared, sentimos que si seguimos presionando nos romperemos el dedo. Cuando queremos resolver situaciones conflictivas, utilizando la fuerza, este principio también actúa, y sentimos una oposición proporcional a nuestro esfuerzo, es agotador…es la esencia de la guerra que va desgastando a los dos bandos.
¿Cuántas veces habéis sentido esa lucha, con la sensación de no poderla ganar…?. Sufriendo la incomprensión de los seres queridos. La ley – Principio de Acción y Reacción – está ahí, impidiéndoos el paso. Pero hay salida, no es necesario darse cabezazos contra las leyes de la naturaleza. Basta con no ejercer fuerza alguna….Entonces… ¿ tenemos que rendirnos, tenemos que dejar que manejen nuestra vida…?- pensaréis -.
Rendirse sí, rendir vuestra fuerza, pero… para dar paso a vuestro poder. Fijaos en esta última palabra. Su significado está muy unido al de permitir realizar nuestros sueños, y además, no tiene ninguna ley en contra. El poder no se encuentra fuera, nace de nuestro centro, de nuestro corazón. Tan solo tenemos que quitar los obstáculos que no separan de él. Reside dentro de nosotros como un inmenso tesoro oculto, esperando ser descubierto. El mapa del tesoro es nuestra capacidad de imaginar por nosotros mismos.
La adolescencia es una oportunidad para buscar nuestro tesoro, es una edad muy adecuada para poner a prueba nuestra capacidad de aventura. No la desaprovechéis. Muchos de los llamados adultos no supieron lo que se perdían, y decidieron seguir con la lucha de fuerzas, agotándose en el combate… pretendiendo enseñaros a continuar su lucha, su guerra…Quizás, hayáis sentido más de una vez que ésta no es vuestra guerra.
La base del poder no es el enfrentamiento, es el amor y el respeto. Desde el poder que nace de vuestro corazón, no tenéis necesidad de disputar nada a nadie. Él será el puente entre vuestros sueños y vuestra realidad, haciéndoos sentir creadores de vuestra vida.
Esta etapa de vuestra existencia está llena de potenciales y de maravillosas aventuras, también de pruebas, pero el tesoro de vuestro poder os servirá para toda la vida. Os admiro, de todo corazón
VISTO EN EL BLOG NUEVO PARADIGMA

sábado, 13 de agosto de 2011

MOTIVACIÓN Y ESTUDIO...¿NOS VAMOS PREPARANDO?

He encontrado esta Nota en PEKETECA y quería compartirla.
"Nunca se ha logrado nada sin entusiasmo" (Emerson)
"¿Te acuerdas de tu niñez en la escuela, en cómo te comportabas y cuál era tu actitud de pequeñ@ en el colegio?
Quizá nosotr@s fuimos buenos estudiantes y esperamos que nuestr@s niñ@s también lo sean; también es posible que nosotr@s no lo hayamos hecho tan bien como hubiésemos debido, y por eso nos preocupa mucho más que ellos puedan cometer nuestros errores.
En cualquier caso, lo primero que debemos recordar es que, sin lugar a dudas, nuestr@s hij@s son diferentes a nosotr@s.

Lo más importante que debemos saber es que la motivación es fundamental para que cada un@ podamos llevar a buen término nuestras actividades. Si además, a este concepto le añadimos iniciativa, tenemos todos los ingredientes que necesitamos para poder llevar a cabo cualquier tarea con éxito.
Y esto, para l@s niñ@s, es todavía mucho más importante.

Tenemos que aprender a motivarles, y dotarles de conocimientos que a ell@s les ayude a automotivarse, ya que cada un@ debe encontrar su propia motivación.

Un ejemplo que nos puede ayudar a comprender el concepto de motivación es el siguiente: supongamos un vaso de agua.
Acabamos de beber, y dos minutos después nos ofrecen un vaso de agua si damos un salto, ¿nos motiva algo ese vaso de agua? Está claro que no, pues nuestra necesidad ya fue satisfecha dos minutos antes, así que ni nos molestaremos en dar un salto para conseguir ese vaso de agua.
Otra persona lleva dos horas caminando a pleno sol, está sedienta. Llega a un lugar en el que le ofrecen un vaso de agua a cambio de que de tres saltos, ¿saltará esa persona para conseguir ese vaso de agua? Definitivamente si (si está en sano juicio), pues tiene sed, y el esfuerzo de saltar compensará con creces la recompensa que le espera: beber ese ansiado vaso de agua

Como vemos, la motivación es diferente en cada persona y en cada situación, pues está constituida por todos los factores que son capaces de provocar, mantener y dirigir la propia conducta hacia un objetivo claro.

Cada un@de vosotr@s, madres y padres, sabéis mejor que nadie cómo es vuetr@ hij@, y yo puedo ayudaros con claves que puedan orientaros a mejorar su actitud y conducta frente al estudio.

Tenemos que inculcarles mejores hábitos que aumenten la eficacia de su tiempo de estudio, y puede que esto no sea suficiente.
En este caso será necesario que enseñemos a los niñ@s técnicas de estudio."

domingo, 7 de agosto de 2011

sábado, 6 de agosto de 2011

¡QUE TENGAN UN BUEN FIN DE SEMANA!...

miércoles, 3 de agosto de 2011

lunes, 1 de agosto de 2011

UN ARTÍCULO MUY INTERESANTE...

En el Blog El Adarve he encontrado este post que me ha gustado muchísimo y quisiera compartirlo. ES un blog muy recomendable, me encantan sus entradas...
"La cháchara vana nos distrae muchas veces de los problemas y nos aleja de la realidad. Nos mantiene entretenidos en discusiones y en debates que no conducen a ninguna parte. Los debates sobre cuestiones teóricas en los que cada uno se aferra a su opinión sin escuchar a nadie, nos encierra en la ficción.
Me llama mucho la atención que en los debates que tantas veces se producen en televisión nadie cambie su posición inicial ante los argumentos esgrimidos por los contrincantes. Todas las personas terminan con su posición inicial afianzada.
- Hablen menos y hagan más, les decimos desesperados a nuestros políticos.
- Hablen menos y hagan más, nos dicen angustiados los jóvenes que no ven nuestro ejemplo sino que escuchan nuestros discursos.
- Hablen menos y hagan más, les decimos a los predicadores que no mueven un músculo para solucionar los problemas.
He visto con desesperanza el interminable proceso sobre la negociación colectiva entre sindicatos, patronal y gobierno. ¿Cómo es posible que no se pongan de acuerdo en algo tan fundamental? Cada uno se aferra a sus posiciones sin atender a los argumentos de los interlocutores. No hay acuerdo. Pasan los días, las semanas, los meses, los años. La realidad está ahí clamando soluciones urgentes, pero las conversaciones se reanudan una y otra vez para nunca llegar al acuerdo.
He visto con inquietud el último debate sobre el estado de la Nación. Cada partido aferrado a sus posiciones, sin escuchar a los demás. Repitiendo una y otra vez sus argumentos y afilando los cuchillos de la crítica a los adversarios. ¿Y las soluciones?
He leído, al respecto, una interesante historia en el libro “Aplícate el cuento”, de Jaume Soler y M. Mercé Conanglia. Son los fundadores de la Fundació ÁMBIT, Institut per al Creixement Personal de Barcelona y coautores del libro “La ecología emocional”, en el que proponen dar un paso más allá de la Inteligencia Emocional, añadiendo a dicho concepto los de responsabilidad y consideración del impacto emocional global. La historia es la siguiente.
Cuatro ranas se han subido a un madero que navega arrastrado por las aguas del río. Es una experiencia nueva para ellas y cada una interpreta a su manera.
La primera rana dice:
- ¡Qué madero tan maravilloso! Es un madero mágico que se mueve por fuerza propia como nunca habíamos visto.
La segunda rana la corrige:
- Te equivocas. El madero no tiene vida ni se mueve. Es como cualquier otro madero inerte. Lo que se mueve son las aguas del río que van hacia el mar y arrastran el madero.
La tercera rana corrige a las dos primeras:
- Ni se mueve el madero, ni se mueve el río. Lo único que se mueve es nuestro pensamiento. El movimiento está solo en la mente. Lo demás es pura ilusión. Esta es la verdad.
- La discusión se hace cada vez más intensa. Cada una de las ranas insiste reiterando los argumentos y enlazándolos con otros nuevos que, al hilo de la discusión, van apareciendo. Cada una trata de justificar su punto de vista sin atender aquellos argumentos que cada vez con más fuerza presentan las dos interlocutoras.
La cuarta rana escucha callada la acalorada discusión y de repente grita:
- ¡Cuidado! Oigo el ruido de una catarata por donde vamos a precipitarnos si no saltamos antes.
Las tres ranas están tan empecinadas en tener cada una razón que no escuchan lo que se les advierte. Insisten en rebatir los argumentos de sus oponentes y en mostrar las evidencias que fundamentan su punto de vista.
Sin pensárselo dos veces, la cuarta rana deja de un salto el madero y alcanza la orilla salvándose. En cambio, las otras tres, y el madero en el que se mantenían a flote, caen por la catarata, mientras el ruido de las aguas ahoga su discusión y la fuerza del golpe con la frágil existencia de sus vidas.
La aplicación del cuento a la que hacen alusión el autor y autora del libro salta a la vista. Las ranas obstinadas cerraron sus ojos a las advertencias, cerraron sus oídos al ruido preveniente de la catarata. Solo les importaba no la verdad sino el sostenimiento de su punto de vista.
No minusvaloro la palabra frente a la acción. Un libro del fallecido José María Cabodevilla tenía este hermoso título “Palabras son amores”. Se refería, como es obvio, a ese refrán que dice : “Obras son amores y no buenas razones”. El problema reside en tejer con las palabras una red que nos aísle de la realidad y de la vida. El problema es enfrascarse en discusiones estériles en las que prime por encima de todo, no encontrar la verdad sino defender las propias tesis. Me llama mucho la atención que en los debates que tantas veces se producen en televisión nadie cambie su posición inicial ante los argumentos esgrimidos por los contrincantes. Todas las personas terminan con su posición inicial afianzada.
En algunos debates organizados en el aula pido, una vez formados los dos bloques y aclaradas las posturas que tienen que defender cada uno, que se cambien de lugar si son persuadidos por la argumentación de los contrincantes. Pocas veces sucede. A veces, después de un tiempo de argumentación, pido que se cambien las posiciones y que ahora defiendan lo que antes estaban criticando.
Cuántas veces los acalorados debates políticos en los que cada partido defiende posiciones de manera acérrima mientras los gritos de la ciudadanía no son escuchados, hacen que nos estrellemos contra realidades adversas a las que no se ha querido o podido hacer frente.
Cuántas veces las posiciones discrepantes sobre lo que debe hacerse en educación impide que se haga nada que realmente nos ayude a avanzar.
Cuántas veces las discusiones de la pareja sobre lo que se debe hacer con los hijos e hijas maniata a los interlocutores y los mantiene alejados de la realidad y de las intervenciones concretas que tienen que llevar a cabo.
Más les hubiera valido a las tres ranas estar atentas a las advertencias de su compañera y al ruido que provenía de la catarata que iba a terminar con sus vidas".
VISTO en el Adarve de Miguel Santos Guerra